Make your own free website on Tripod.com
75 Aniversario del Récord Mundial de Intercomunicación
entre Radioaficionados
 
 
 

CB8 , Argentina con 2AC,  Nueva Zelandia

1924 - 1999
 

En la noche del 20 al 21 de mayo de 1924 la Radioafición argentina conquistó el récord mundial de intercomunicaciones por medio del distinguido radioaficionado don Carlos Braggio con aparatos trasmisor y receptor de construcción propia, instalados en su domicilio  de Bernal , pueblo situado a 15 kilómetros de Buenos Aires. Esa estación cuyo distintivo era rCB8, estableció
dos horas de intercomunicación con el señor Ivan O'Meara Z2AC, vecino de Gisborne, Nueva Zelandia, a más de 10.000 kilómetros de distancia.
 

 

Estacion CB8 ubicada en Bernal, con don Carlos Braggio y su hijo Juan Carlos

   En aquella época el récord conquistado por un radioaficionado norteamericano fue de 5550 millas, según "Radio News" de abril de 1994, y al comentarlo se preguntaba: "Record hipotético 5880 millas ¿Cuándo?". El récord argentino fue de 7000 millas, equivalentes a 11.500 kilómetros.
   En "Revista Telegráfica" del mes de junio de 1924 se detalla el acontecimiento en los siguientes términos:

   "La noche del 20 al 21 de mayo, como otras anteriores, la empleó el Sr. Braggio acompañado de su hijo Juan Carlos en efectuar pruebas  de comunicación panamericana.
   "Eran las 3,55 hora argentina cuando se disponían  a retirarse a descansar y por costumbre hizo previamente varias llamadas generales. Efectuado el cambio oye que se le contesta y se le invita a conversar.
   "La característica 2AC no le era conocida (No se había reglamentado aún el sistema internacional de prefijos) y en el acto le interroga desde el punto que le hablaba, dando al propio tiempo su ubicación.
   "Cuando le comunica que le trasmitía desde Gisborne, Nueva Zelandia., no quiso creer en un principio pero ante el cúmulo de informes le fue imposible dudar.
   "Fue tal el entusiasmo, que transcurieron dos horas largas de amena charla y ella hubiera continuado si el señor Braggio no hubiera solicitado permiso para acostarse breves momentos, después de una fatigosa noche de trabajo.
   "Es muy temprano, -le dice O'Meara-, mi reloj marca las 9,15 de la noche y el tiempo es muy bueno.
   "-Aquí son las 6 de la mañana, -le responde Braggio-, empieza a amanecer y llueve."

El extracto de la  iniciación de la conversación y el final lo anotó así en su registro:

   "Después de un llamado CQ a Norte América sintonizo la estación 2A que llamaba CB8
   "Le contesté preguntando QRA y respondió -2AC Nueva Zelandia, sus señales QSA.
   "-Muy contento de recibir su respuesta, que es un buen récord. Congratulaciones.
   "-Gracias, retribuyo congratulaciones QRA?
   "-Mi nombre es Carlos Braggio, calle Alsina número 412, Buenos Aires    (Don Carlos Braggio dio el domicilio de su escritorio comercial)  Ruégole darme su nombre y dirección, deseo cambiar un cable.
   "-Mi nombre es Ivan O'Meara, Gisborne, Nueva Zelandia
..............................................................................................................................................................................................
   "-Recibido perfectamente. Sus señales varían mucho. Muy contento. Ud tiene un nuevo amigo aquí. Mañana lo llamaré a las siete, hora de Greenwich. Tenemos mal tiempo, descargas y está lloviendo. Nuevas congratulaciones. Aquí son las 5.45 a.m. Buen día y hasta mañana.
   "-Aquí son las 9.15 p.m muy bien, a las siete de la mañana es de día allí?
   "-No, pero está aclarando, hay fuertes descargas. Buen día, hasta mañana."



   Los intercomunicantes confirmaron su comunicación con cablegramas.

   El trasmisor que utilizó el señor Braggio fue uno de circuito Hartley, improvisado para las pruebas americanas, con cuatro lámparas Radiotrón 203A; 10 volts en filamento y 1000 en placa, suministrados por generador Esco. En placa 380 miliamperes y 5 amperes en antena.
   Longitud de onda 118 metros pudiéndose bajar hasta 75. Contra antena sintonizada aparte.
   El receptor fue un circuito regenerativo inductivo con detectora y una etapa de baja. Fue cedido al Museo del Radio Club Argentino donde se encuentra actualmente.
 
   Para valorizar el mérito del récord logrado por el señor Braggio conviene recordar que la Onda Corta era desconocida; su posibilidad puesta en duda y hasta negada por algunos profesionales, mientras los radioaficionados procuraban descubrirla y demostrarla prácticamente, como así ocurrió.
   Los éxitos alcanzados por radioaficionados que como Braggio fabricaban sus rudimentarios aparatos consiguieron convencer a directivos de empresas que poco después la adoptaron definitivamente para el tráfico común.

   Si recorremos la colección de "Revista Telegráfica" encontraremos, en la edición del mes de junio de 1923, la transcripción de una nota de la American Radio relay League, pidiéndo a la publicación los nombres de los radioaficionados argentinos que estuvieran en condiciones de intervenir en una prueba de intercomunicación con norteamericanos.

   En enero de 1924 la misma Institución informa a "Revista Telegráfica" el resultado de pruebas transatlánticas y le propone realizar pruebas panamericanas desde el día 19 al 31 de mayo inclusive, en ondas a elección entre 105 y 125 metros y entre 150 y 200 metros.

   Don Carlos falleció el 17 de junio de 1944 y su hijo Juan Carlos, quien lo acompañó en la prueba, tuvo el mismo fin el 22 de diciembre de 1934.
   Ivan O'Meara lo sobrevivió por muchos años más. En 1964, fecha de la publicación de la nota que estamos reproduciendo y adaptando, aún tenía la característica ZL1ATS y vivía en 75 Forest Hill Rd, Aucland, N.Z, y con alguna frecuencia -se dice- encendía el trasmisor.
 

 

Adaptado de "Revista Telegráfica Electrónica", Nº 619, Mayo 1964, pag.247, por

Horacio A. Nigro

Radioescucha y Diexista desde 1973.
MONTEVIDEO - URUGUAY
 

VISITE  el sitio Web del RADIO CLUB ARGENTINO para actividades conectadas con este aniversario